Alargamiento de pene

¿Por qué estoy escribiendo ahora todo esto? ¿Por qué somos cada vez más los que volcamos aqui (o en cualquier otro sitio) lo que no nos atrevemos a decir? ¿Esperamos que alguien se identifique con nuestros sentimientos? ¿Esperamos que aparezca nuestra alma gemela? Esa que, según dicen, es nuestro complemento perfecto. Fuente, a lo mejor, no Como agrandar el pene.

Como agrandar el pene (5)

Y nos pasamos toda la vida buscándola, y no pensamos que nos han engañado, no, somos tan gilipollas que pensamos que no hemos tenido suerte. Que cualquier día, aparece. Mañana, o dentro de un mes, o un año. Incluso a veces, creemos encontrarla, y nos ilusionamos… para nada. Porque al tiempo, nos damos cuenta que no era eso lo que buscamos.
O, a lo mejor, la encontramos, pero ya es tarde. Sí, no me vengais con eso de: “nunca es tarde…”, porque, a veces, sí que es tarde. Pasó el tren y nosotros no estábamos en la parada, Como agrandar el pene habíamos quedado dormidos y tomamos el siguiente, que a su vez, podía estar reservado para otro que se durmió.

Y me encuentro dando vueltas a lo que no se puede cambiar, a lo irremediable.  A lo mejor, nuestra alma gemela somos nosotros mismos y como no miramos hacia dentro, no la encontramos. A lo mejor, es que precisamente lo que me gusta es vivir así: soñando, esperando, impacientándome, maldiciendo… A lo mejor, es que la vida apacible, tranquila, feliz, monótona, no me parece vida. A lo mejor, es que no debí escapar de la paz de la habitación soleada, de los pasillos silenciosos, de las enfermeras complacientes y las pastillas de colores. A lo mejor, no debí saltar la verja. A lo mejor….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *